América está sufriendo. Las pandemias, las desigualdades raciales, la pérdida de empleo y la división política han causado un gran sufrimiento. Estamos llamados a ser sal y luz en la tierra. Como cristianos, podemos comenzar a sanar nuestra tierra a través de la oración y la acción. Unámonos no solo con palabras, sino con una fe que produce obras. El amor y la gracia de Dios pueden comenzar a cambiar el rumbo de Estados Unidos.

Te miramos a Ti y a Ti solo, Señor. Ayúdanos a tomar decisiones acertadas que muevan a nuestro país en la dirección correcta. Ayúdanos a hacer nuestra parte en la oración y en mantenernos en lo que sabemos que es correcto de acuerdo con la verdad de Tu Palabra. Enséñanos a hacer que nuestras acciones cuenten y nuestras palabras importen, y alinea ambas con Tu sentido de lo correcto, no con el nuestro. Guíanos con tu ojo; Sujétanos con tu brazo fuerte; enséñanos lo que necesitamos saber para hacer que nuestras vidas, y nuestra nación, cuenten para ti.

Descarga tu propia copia personal de Prayers for America AQUÍ! Imprima estos y utilícelos como recordatorio durante el día para orar por nuestra nación y nuestros líderes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *