Lo siguiente que dice la Biblia sobre es que: Dios es Triuno.

Dios es la Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

santisima trinidad

Pero ¿qué significa esto? Echemos un vistazo más de cerca a este tema.

Primero, la Biblia dice que hay un solo Dios. No dos, ni tres, sino solo uno.

Yo soy el Señor y no hay otro; no hay Dios fuera de mí.  (Biblia, Isaías 45: 5)

En segundo lugar, la Biblia también enseña que hay tres personas divinas: Dios el Padre, Dios el Hijo Jesucristo y Dios el Espíritu Santo. Aquí hay algunos textos en los que cada uno de ellos es llamado Dios.

Tenemos un solo Dios el Padre, de quien todos somos, y nosotros somos para él. (Biblia, 1 Cor. 8: 6)

Cristo, que es sobre todo Dios, bendito para siempre. Amén. (Biblia, Rom. 9: 5)

 ¿Por qué permitiste que Satanás pusiera en tu corazón la idea de mentirle al Espíritu Santo? No mentiste a los hombres, sino a Dios. (Biblia, Hechos 5: 3,4)

Y estas tres personas divinas son tan una entre sí que constituyen una esencia: Dios. Por tanto, hay un solo Dios, no tres.

Jesús les respondió: Yo y el Padre uno somos,… para saber y creer que el padre está en mí y yo en él. (Biblia, Evangelio de Juan 10: 30,38)

Porque tres dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno. (Biblia, 1 Juan 5: 7)

Id a enseñar a todas las naciones, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. (Biblia, Evangelio de Mateo 28:19)

Puede leer otras citas bíblicas sobre Dios como la Santísima Trinidad en el artículo Jesús: Dios y el hombre.

La Trinidad de Dios no se puede imaginar completamente, porque Dios está más allá de nuestro entendimiento. Aunque existen algunas analogías que ayudan a entender de alguna manera el concepto mismo: tres en uno.

Por ejemplo, imagina un vaso de agua, un cubito de hielo y niebla matutina. ¿Qué tienen en común? En esencia, sigue siendo la misma agua, solo que en estado líquido, sólido y gaseoso. Pero, al mismo tiempo, sus tres manifestaciones son tan diferentes, tan únicas.

Este ejemplo, por supuesto, no explica completamente a Dios, solo ayuda a presentar un poco la idea misma de la trinidad. La Biblia habla de la esencia de Dios como un misterio. Después de todo, los seres humanos nunca seremos capaces con nuestras mentes de comprender plenamente a aquel que nos creó. Por cierto, en la historia de la creación de las personas, al comienzo de la Biblia, también se menciona la trinidad de Dios:

Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza nuestra, y que se enseñoreen de los peces del mar, de las aves del cielo, del ganado, de toda la tierra y de todos los reptiles que se arrastran sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. (Biblia, Génesis 1: 26-27)

Además del hecho de que Dios es Espíritu y es Trino, la Biblia también nos revela otras cualidades de Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *