Dios sabe todo

Dios lo sabe absolutamente todo. La Biblia lo dice de esta manera:

Y no hay creación que se le oculte, sino que todo está desnudo y abierto ante sus ojos: démosle cuenta. (Biblia, Hebreos 4:13)

Dios no solo conoce toda la información existente, todos los secretos, las respuestas a todas las preguntas. Pero también conoce todos los pensamientos de todas las personas. Nada se le oculta. Él sabe lo que quizás nadie más sepa sobre mí. Dios me conoce mejor que lo que podría hacerlo yo mismo.

Si nuestro corazón nos condena, cuánto más Dios, porque Dios es más grande que nuestro corazón y lo sabe todo. (Biblia, 1 Juan 3:20)

Además, Dios no solo conoce todo en el presente, también conoce el futuro y el pasado. Dios creó el tiempo, pero él mismo está fuera del tiempo. Por lo tanto, el futuro, pasado y presente están tan abiertos. Es difícil de imaginar esto, pero es cierto solo se debe creer. Esto es Dios.

¿Cómo te sientes ahora al darte cuenta de que Dios sabe todo sobre ti?

Por un lado, esto significa que siempre estoy a su vista. Incluso cuando no quiero que nadie me vea.

Un día padre e hijo fueron al campo de noche a buscar heno para los caballos. Y al empezar a cargar heno en el carro, el padre le preguntó a su hijo:

– Mira, ¿nadie nos ve accidentalmente?

Y el hijo responde:

– Ve.

– ¿Cómo? ¿Quién nos ve? – se alarmó el padre.

– Dios sabe – dijo el niño con calma.

No hay ningún secreto que no sea revelado. (Biblia, Marcos 4:22)

La luz vino al mundo; Sin embargo la gente ama más las tinieblas que la luz, porque obran mal. Porque todo aquel que hace el mal suele odiar la luz y no va a la luz, para que sus obras no queden expuestas, porque son malas. Y el que obra en verdad va a la luz, para que sus obras se manifiesten, porque son hechas en Dios. (Biblia, Juan 3: 19-21)

Dios es luz y no hay tinieblas en él. Si decimos que tenemos comunión con dios, pero nuestros actos reflejan el estar en tinieblas, entonces estamos mintiendo y no actuamos en verdad. Si caminamos en la luz él está en la luz, entonces tenemos comunión unos con otros, y la Sangre de Jesucristo, Su Hijo, nos limpia de todo pecado. Si en algún momento decimos que no tenemos pecado, nos estamos engañamos a nosotros mismos. Pero si confesamos nuestros pecados, entonces Él, siendo fiel y justo, perdonará nuestros pecados y nos limpiará de toda maldad. (Biblia, 1-Juan 1: 5-9)

Dios es Omnisciente

Por tanto, ante Dios, es inútil poner excusas, esconder algo, enrollar tus fechorías en otra persona. Ante Dios, solo necesitas admitir tu culpa de manera honesta y abierta. Y luego una persona recibe perdón y limpieza, porque Jesucristo derramó su sangre en la cruz por nuestros pecados, y él nos perdona cuando nos arrepentimos de ellos.

Sin embargo, hay otro aspecto del hecho de que Dios sabe todo sobre nosotros. Esto significa que nos entiende como nadie más. Por lo tanto, nunca nos juzgará injustamente. Él no solo ve nuestras acciones, sino que conoce nuestros deseos, nuestros motivos. Entiende lo que sentimos, lo que estamos experimentando, lo que soñamos. Conoce nuestras debilidades, nuestras debilidades. Y sin embargo, nos ama. Nos ama por lo que somos. ¿No es maravilloso? ¿Hay alguien más que pueda entendernos y aceptarnos tanto?

Por tanto, no juzguéis de ninguna manera antes de tiempo, hasta que venga el Señor, quien iluminará lo que está escondido en la oscuridad y revelará las intenciones del corazón, y entonces todos recibirán la alabanza de Dios. (Biblia 1 Corintios 4: 5) 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *