biblia modernaDurante muchos siglos la Biblia fue reescrita y traducida, ¿cómo sabemos ahora que el texto moderno de la Biblia no está distorsionado y corresponde a la fuente original, la Biblia original?

Hagamos una revisión más profunda en relación a este tema.

¿Cómo se traduce la Biblia? ¿Cómo surgió la traducción moderna de la Biblia?

Originalmente, la Biblia original fue escrita en griego antiguo (Nuevo Testamento) y hebreo (Antiguo Testamento). Las traducciones modernas de la Biblia se hacen directamente a partir de los textos escritos en estos idiomas originales. La Biblia es un libro muy famoso, por lo que su traducción se realiza con el mayor cuidado, y este proceso lleva muchos años para los eruditos.

Por lo tanto, el hecho de que la Biblia haya sido traducida muchas veces no distorsiona su texto de ninguna manera, porque las traducciones están hechas de los idiomas originales y no de otras traducciones.

Ahora veamos la cuestión de cómo la reescritura de la Biblia influyó en la correspondencia del texto con el original. Después de todo, la Biblia es un libro muy antiguo, y antes de que se inventara la imprenta en 1440, se copiaba a mano.

Por supuesto, los monjes y escribas copiaron el texto de la Biblia de manera muy meticulosa. Los escribas judíos, por ejemplo, usaban un sistema especial para verificar las copias que creaban, en el que contaban el número exacto de letras y palabras en cada libro que copiaban, para no admitir un solo error o distorsión en la Biblia. Sin embargo, durante un tiempo tan largo, que se calcula durante muchos siglos, en ocasiones se introdujeron errores en los textos reescritos. Y esto se logra apreciar a medida que se estudian los manuscritos encontrados por los arqueólogos.

Sin embargo, ¿cómo saben los estudiosos que hay errores o distorsiones en un manuscrito en particular?

comparar texto bíblicoEsto se puede ver fácilmente comparándolo con la mayoría de los otros manuscritos y especialmente con los manuscritos anteriores. Por lo tanto, esos errores que lograron infiltrarse en los textos antiguos reescritos a lo largo de los siglos fueron fácilmente eliminados y corregidos por la ciencia moderna, por lo que no afectaron el texto de la Biblia que usamos ahora.

El texto moderno de la Biblia se basa principalmente en los manuscritos más antiguos, muy cerca de la fuente original. Por ejemplo, el texto completo del Nuevo Testamento se encuentra en un manuscrito 350 conocido como Codex Sinai. Por cierto, anteriormente este manuscrito se guardó en San Petersburgo, pero en 1933 el gobierno soviético lo vendió al Museo Británico, donde se encuentra ahora.

Además, los eruditos tienen manuscritos de casi todos los libros del Nuevo Testamento, que se remontan incluso a épocas anteriores: 130-200 a. C. Los más famosos de estos manuscritos son: los papiros Bodmer (200), en la Biblioteca Bodmer de Ginebra, los papiros Chester Beatty (200), ahora en la biblioteca de Dublín, y el papiro Rylands P52 (130), el primer extracto de El libro del Nuevo Testamento del Evangelio de Juan, que se conserva en la biblioteca de la Universidad de Ryland, Manchester.

El original del Evangelio de Juan fue escrito en el 90-100 d.C., por lo que tenemos un manuscrito que data de solo 40 años después. Además, los primeros manuscritos de casi todos los demás libros del Nuevo Testamento están muy cerca de la fuente original, se remontan solo 50-150 años después. Los libros originales del Nuevo Testamento se escribieron entre los años 50 y 100 d.C.

Además, los eruditos tienen a su disposición una gran cantidad de manuscritos del Nuevo Testamento que datan de una época posterior. Su número supera los cinco mil seiscientos (5600) manuscritos griegos antiguos los cuales contienen el texto completo o parcial del Nuevo Testamento.

Todos estos factores hace del Nuevo Testamento el documento histórico más confirmado/corroborado de la antigüedad. Uno de los famosos eruditos en el campo de la investigación bíblica, F.F. Bruce escribió sobre esto:

Ninguna otra literatura antigua tiene un apoyo textual tan fuerte como el Nuevo Testamento.

biblia originalEl Antiguo Testamento se escribió antes y se completó alrededor del 400 a. C. Por el momento, los estudiosos tienen más de 200 manuscritos, que representan todos los libros del Antiguo Testamento excepto el libro de Ester, y que datan del 250 a. C. al 70 d. C. En total, hay más de 25.000 manuscritos y fragmentos de los libros del Antiguo Testamento, que datan de diferentes siglos.

Ninguna otra obra de la antigüedad tiene un número tan grande de manuscritos supervivientes y un intervalo de tiempo tan pequeño que separa al más antiguo del original. Por ejemplo, las obras de Aristóteles y Platón escritas por ellos en el siglo IV (cuatro)  a. C. presentado en menos de 10 manuscritos (Platón) y alrededor de 50 manuscritos (Aristóteles). El más antiguo de ellos se remonta al siglo IX d.C., es decir, aproximadamente 1200 años después de que se escribió el original.

Aproximadamente lo mismo se aplica a casi todas las obras literarias antiguas, con la excepción de la Ilíada de Homero, que está representada en más de 1500 manuscritos, el más antiguo de los cuales data de unos 500 años después de que se escribió el original. Aunque una copia completa de la Ilíada también data del siglo X d. C., es decir, 1800 años después del original. Y, sin embargo, la Ilíada es considerada la segunda obra de la antigüedad más confirmada textualmente después de la Biblia.

Por lo tanto, podemos estar seguros de que el texto moderno de la Biblia no está distorsionado y corresponde completamente a su original. Esto es confirmado por cientos de manuscritos bíblicos tempranos, que fueron escritos solo 50 a 250 años después del original, y decenas de miles de otras copias posteriores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *